Recordar es volver a vivir

Después de haber tenido una decepción amorosa, me encontraba triste y bajoneada ¡Es normal! Todo me recordaba a “cierta persona” y en ese entonces, mi amiga Diana me dijo: ¡Vamos a Guanajuato! De entrada por salida, pero ¡Vamos! Y le dije, ¡Si, vamos!

Quedamos en que nos pondríamos de acuerdo para la hora de salida y los lugares que iríamos a visitar, hacía años que no iba, la ultima ocasión que fui tenía 12 años ¡Ya va tiempo de eso!
Justo una semana antes de la fecha del viaje, Diana me llama y me dice que no va a poder ir y la verdad ¡Yo quería ir! Ya tenía un pie puesto allá (en mi imaginación) Ja ja ja.

Lo bueno, fue que me aviso con una semana de anticipación y de esta manera me dió oportunidad de investigar “lugares turísticos en Guanajuato” y los anoté en una libretita, al mismo tiempo busqué las ubicaciones para mas o menos saber las distancias, la desventaja es que iba en autobús y hay algunos lugares que están un poco alejados por lo cual si se requiere carro; la línea de autobús que me llevaba directo de Celaya a Guanajuato es primera plus y como quería aprovechar al máximo mi viaje, busqué el horario mas temprano.

Recuerdo que le dije a mi mamá, que Diana no podría ir y que el viaje lo haría yo sola; al principio ella no estaba de acuerdo así que tuve que decirle una mentira piadiosa: Hijole má, ¡Es que ya compré los boletos! Ja ja ja ¡Y nunca fue así!
A mi mamá no le quedó de otra mas que decir, bueno ¡Está bien, ve y diviértete! Perooo cuídate mucho ¿Okay? Y me avisas, cualquier cosa. Y yo, si má no te preocupes.
Ya se imaginarán, estaba feliz ¡Lo que le sigue! ❤

El viernes saliendo de trabajar, fui a la central de autobuses a comprar mi boleto ja ja ¡Apenas! Regresé a mi casa muy feliz ye emocionada, era mi primer viaje ¡Sola! Al llegar, lo primero que hice fue preparar una mochila “viajera” con las cosas que no me podían faltar:

-Cámara de bolsillo ❤
-Un poco de papel de baño.
-Botella de agua.
-Bloqueador.
-Mi selfie Stick.
-Power Bank.

¡Mochila lista! ☑️

También, preparé mi ropa y siempre es bueno ir lo más cómodo posible: blusa, jeans y tennis para disfrutar el viaje y sobretodo, porque Guanajuato es una ciudad que se presta para caminar por sus bellas calles.

Al día siguiente: ¡Ya era el viaje! No se imaginan, pero estaba super emocionada.

Suena la alarma, son las 4:30 am y aunque tenía sueño me levanté, salí a prender el boiler para bañarme, puse un poco de música y mientras tendí la cama; para el viaje preparé:

Una botella con agua.
Un poco de fruta picada.
Un sándwich.
Un jugo.

¡Por fin! Había agua caliente, así que me metí a bañar y me cambié ¡Ya casi estaba lista! Solo me faltaba desayunar, preparé algo rápido para llegar a tiempo a la central de autobuses y antes de salir de casa revisé que no me faltará nada: Boletos, dinero, cámara y muchas ganas de ir.

Llegué y subí al autobús, estaba tan emocionada que no sentí el tiempo que hizo el autobús, llegamos y pues ja ja ja tenía dos opciones: Tomar un taxi e ir al centro o bien, preguntar por cuál camión me deja en el centro; así que opté por la 2da opción.
Salí de la central y enfrente pasaban camiones, así que le pregunté a una señora que estaba y muy amable, me dijo cual camión y donde me tenía que bajar.
Me subí, pagué mi pasaje.
Le dije al chofer: Voy al centro.
El me dijo: Se tiene que bajar en la primer parada que hago en el túnel, de ahí sube las escaleras y a mano izquierda va a ver el mercado de artesanías, ahí ya es el centro.
Me quedé tranquila y espere a que así fuera.
Haciendo memoria, la central de autobuses y el centro no queda taaan lejos pero por la hora y por ser la primera vez, decidí ir en camión.

Bajé del camión e hice lo que me dijeron la señora y el chofer, efectivamente ahí estaba el centro y como les había comentado, llevaba una lista de los lugares que quería visitar y jamás pensé: ¿Cómo lo voy a hacer? La verdad, no tenía ni idea, pero ya estaba ahí y eso ¡Era lo más importante! ❤

En mi lista venían los siguientes lugares:
-Conocer el Teatro Juárez.
-Ir al museo Momias de Gto.
-Comprar recuerdos en el mercado de Artesanias.
-Subir las escaleras de la Universidad de Gto.
-Tomar una foto del callejón del Beso.
-Ir al Museo Bocamina San Ramón.
-Visitar el Museo La valenciana.
-Ir al museo de la Santa inquisición.

Recuerdo que empecé a caminar y llegué a la plaza de los Ángeles: un lugar bonito, tiene una fuente y en la esquina hay una tienda de dulces típicos de Guanajuato; en ese misma calle se encuentra el famosos Callejón del beso, así que aproveché que ya estaba ahí y que no era “tan tarde” para ir y poder tomar una foto, normalmente hay mucha gente.
Por lo tanto, ya había ido a un lugar de mi lista ☑️
Así que mientras, pensaba en como llegar a los lugares que había planeado ir en un solo día, de pronto estaba un puesto de periódicos y un señor me imaginó me vio cara de turista y me dijo: Señorita, aquí salen camionetas para visitar los principales lugares turísticos de Guanajuato, incluye: Transporte y recorrido.
Vi que subió una familia, así que me animé a tomar el recorrido de alguna otra forma no sé, como hubiera conocido mi lista de lugares.
Comenzó el recorrido, el señor que era el guía de turistas no era como el mejor, no animaba al grupo y no explicaba por donde íbamos pasando pero bueno, no fue tan malo al final lo que quería era visitar Guanajuato y lo estebaba logrando.

Visitamos es el museo de la santa inquisición, lugar principal en el siglo XVII usada como calabozo y sala de tortura donde todos aquellos blasfemos, herejes, brujos y cualquier otra persona se opusiera a la religión católica.
De camino, nos quedaba una tienda de dulces regionales, así que pasamos y compramos varias golosinas para endulzar el camino y uno que otro para regalarlo a los familiares, siempre aplica.
Otro museo que vale la pena visitar es la bocamina San Ramón, es una antigua hacienda donde puedes revivir la historia de los mineros excavando día a día para obtener metales como oro y plata en los siglos XVI a XVIII.
Un lugar imperdible es el mirador del Pípila, ofrece una espectacular vista panorámica de 360° tanto de día como de noche, se puede llegar por medio del Funicular localizado a un costado del Teatro Juárez, caminando por un inclinado camino conformado por estrechas calles, o por transporte público frente al Mercado Hidalgo.
El Teatro Juárez, ubicado en el centro de la ciudad de Guanajuato, considerado una joya arquitectónica del Porfiriato y sede del festival Cervantino desde hace mas de 40 años. Por las noches es también el punto de reunión para dar inicio a las callejoneadas y para todos los visitantes es un sitio que debe estar dentro del itinerario.
La parada obligatoria es en el mercado Hidalgo, el lugar ideal para hacer compras y llevar a tus seres queridos vas a encontrar desde: dulces y comida típica, artesanías, ropa y juguetes ¡No te vas a poder resistir! Ten en cuenta que la mejor opción para disfrutar es ir caminando, no hay estacionamiento.
Antes de finalizar el recorrido, pasamos a la Universidad de Guanajuato, su sede es uno de los edificios más bellos del país y sus escaleras forman parte de la identidad del lugar desde que se creó en 1732.

Quedé fascinada con los lugares que visité en este recorrido, sé que faltaron muchos e incluso queríamos ir al museo de las momias, pero estaba cerrado la cuestión fue que en ese entonces las llevaron a España, además que mi viaje solo era de entrada por salida.
Aunque el recorrido terminaba ahí, decidí volver a subir al mirador del pípila caminando, OJO no se los recomiendo si no tienen buena condición esta pesado porque es subida, pero puedes tomar breves descansos como yo lo hice, estando ahí arriba disfrute el paisaje y pude tomar varias fotos, Guanajuato se caracteriza por sus calles coloniales, sus 23 túneles y sus calles subterráneas; así que otro consejo no pedido ja ja ja es que cuando visites Guanajuato, lleves ropa cómoda para que disfrutes de caminar por las calles del centro.

Guanajuato, es una ciudad que vale la pena visitar y no solo una vez, ¡varias!

Como les contaba, este viaje fue el primero que hice sola; después me prometí que lo volvería a hacer, quizá no ha pasado como lo planee pero de algo estoy segura:
Viajar sola te hace ver las cosas de manera diferente, te permite conocerte, superas miedo e inseguridades, conoces gente nueva, dejas los problemas atrás y regresas renovado.

Hoy que estoy en casa encerrada por tiempos de cuarentena, me doy cuenta que era feliz y si, si lo sabía.

3 respuestas a “Recordar es volver a vivir

  1. ¡Me encantan tus descripciones!
    Mis amigos y yo fuimos alguna vez durante El Cervantino, y recuerdo muy poco de ese viaje.
    Con esto me contagiaste las ganas de volver. Esta vez sola, como lo hiciste tú. Suena genial. Porque sí, te cambia la vida, por completo. Abrazo, Ceci. 😀

    1. Owww, que bonito leer eso Diana :3
      ¡Es genial Guanajuato! Tiene tantos lugares por conocer y disfrutar, ¡anímate! Un abrazo de vuelta 🙂

  2. Guanajuato es una ciudad mágica, aun cuando vayas cada semana, siempre encuentras algo maravilloso que ver y disfrutar.
    Lo describes muy bien en tu narración, el viajar sola, con tu mochila al hombro te deja conocer mas a tu ritmo, a parte de que tiene un momento de individualidad y de introspección.
    Enhorabuena Ceci, llegara el momento en que salgamos a conocer mas del mundo!
    Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s