Sigo aprendiendo

Amigos, después de estar ausente ¡He vuelto! extrañaba escribir y contarles una que otra anécdota, en fin ¡Aquí estoy!

En el capítulo de hoy, quiero platicarles acerca de lo que ha sucedido en estos meses, ya perdí la cuenta pero me he puesto a pensar en que al principio de año uno se visualiza de la mejor manera, se propone metas y sobretodo ser mejor persona, pues bueno en Enero me dije a mi misma: Este año es el tuyo, vamos a ser felices y a echarle ganas a todo aquello que te motiva día a día y ¿Qué creen? Pues estos meses han sido como una rueda de la fortuna: a veces estas arriba siendo la persona más feliz y disfrutando las cosas, en otras ocasiones estas abajo aprendiendo de la vida y sus lecciones y pues amigos, no ha sido fácil pero aquí sigo, tratando de no querer tirar la toalla a menos que sea en la playa jaja.

“Un día sabrás que no has perdido nada. Que las cosas tuvieron que pasar así para que entendieras la vida. Que nada se retiene y todo fluye a su modo. Así como se van las cosas otras llegan” ¡Sé paciente! 🍂

No les voy a mentir, hay días que extraño estar con mi familia, sentir el abrazo cálido de mamá, llegar a casa y escuchar: Hija, todo va a estar bien, les juro que ningún whats reemplaza todo lo bien que me hace ver a mi familia, pero también sé que este proceso por el que estoy pasando no va a durar para siempre y que en algún momento uno tiene que tomar su propio rumbo y volar.

Durante este trayecto he conocido gente muy buena, de esas personas que te mandan whats para saber como estas, te llaman por teléfono, te mandan imágenes con frases para motivarte, te mandan vacantes, escuchan una y otra vez la misma historia, te invitan un café, una persona muy especial me ayudo para ir a ver a mi familia (tu sabes quien) y por último pero no por eso menos importante mi novio, quien ha estado al 100% en cada momento incluso cuando yo sentía que ya no podía: él estuvo, esta y estará conmigo así como yo estaré siempre para él.

Hubo momentos donde ni dormir podía, llegué a pensar que las madrugadas eran perfectas para enviar y enviar correos, al día siguiente esperaba esa llamada que dijeran: ¿Estoy hablando con Cecilia Silva? y no amigos, no había un rayo de luz que me hiciera saber que todo iba a mejorar, había días que despertaba con la mejor actitud y otros por el contrario: desganada y sin ánimos.

Básicamente, todo el día se me iba en buscar y enviar correos (como si fueran enchiladas, diría mamá) tenía poco éxito, cuando por fin concrete un par de reuniones pues me sentía feliz y con una esperanza de que podría lograr obtener algo más formal y pues nada, no pasaba nada; comenzaba a desesperarme, pensaba en alternativas pero no llegaba a ningún resultado y terminaba más triste; en algunos lugares recibí feedback en otros de plano no había respuesta y así pasaron 71 días.

No sé, si suena fácil pero de algo estoy segura sigo aprendiendo en este camino llamado vida, también sé que quizá el día de hoy no estoy donde en Enero imaginé estar porque siendo sincera no hubiera querido pasar estos 71 días sin una oportunidad, tocando puertas para decir ¡Ey soy yo!, puse a prueba eso de ser fuerte porque había momentos donde me quebraba totalmente y mis esperanzas desaparecían, pero bueno aún no llego a ese punto donde me siento plena y feliz porque me estoy volviendo a construir para volar e ir creciendo poco a poco, amigos esto lleva tiempo espero no mucho o eso quisiera porque quiero llegar a ese punto donde mi rueda de la fortuna se encuentre arriba y pueda disfrutar un poco de ese rayito de luz que tanto he estado buscando, lo que si es un hecho es que pase lo que pase seguiré aprendiendo porque de eso se trata la vida.

¡Lo lograrás!, y luego de tantos intentos fallidos, decepciones, puertas cerradas, caídas y lágrimas; al final entenderás, que para ser feliz primero debes ser valiente, y tú lo eres, valiente y fuerte. 🍃✨

Amigos, solo quiero decirles que cuando se sientan tristes les recomiendo lo siguiente:
1. Abracen a su mamá (eso siempre funciona o al menos a mí).
2. Escuchen su canción Favorita.
3. Platica con tu mejor amig@.
4. Llora, ¡no pasa nada!, se vale sentirse triste.
5. Realicen cosas que los haga sentir de mejor ánimo.

Y sobretodo recuerden que la rueda de la fortuna volverá a subir, ¿cuándo? no lo sé, pero lo importante es aprender del trayecto es una forma de “madurar”.

Quiero agradecerle a c/u que ha estado y estuvo durante este tiempo a mi lado: principalmente mi familia y mi novio ¡Los amo infinitamente!
Mis amigos: Favio, Panque, Dianis, Rolo, Mariana mi Psicóloga, Nancy, Tannia, Emmanuel, Axel, Pam, Itza, Isa, Mafrend Temo, Jozz, miss Kari. ¡Los quiero mucho! ❤️

“Un verdadero amigo es alguien que quien esta contigo cuando el prefería estar en otro lado”

Me extendí un poco en la entrada, después de 2 meses era justo y necesario, ¡se tenía que decir y se dijo!
Bai amigos, ¡los quiero! 😍😘❤️

“No es momento de renunciar, ya tienes dolor, ya estás herido, obtén una recompensa por todo ese esfuerzo”

Una respuesta a “Sigo aprendiendo

  1. Sabes que tus palabras tocan y abrazan el alma, lo escribo mientras estas a lado mio nena … (tu trabajando como lo haces siempre tan dedicada y entregada) gracias!!! por no ser solo cool conmigo, gracias por esa luz que va iluminando vidas y caminos… ojala todos tengan la oportunidad de encontrar personas tan especiales llenas de vida como tu. En esta y la otra vida te quiero mucho mi Ceci

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s